Publicador de contenidos Publicador de contenidos

Volver a la página índice
Atrás

Un ave rapaz autóctona capaz de depredar los nidos de avispa asiática

Un ave rapaz autóctona capaz de depredar los nidos de avispa asiática

Un equipo de investigación del IBE ha empleado la genética para demostrar por primera vez que el abejero europeo​ (Pernis apivorus), una rapaz autóctona y común en Europa, es capaz de depredar los nidos activos de la avispa asiática.

El estudio, basado en el análisis del ADN de los avisperos con que la rapaz alimenta a sus polluelos, identifica el abejero europeo como la única especie conocida capaz de depredar los nidos de la avispa invasora en el periodo de máximo crecimiento y producción de sus colonias.

El descubrimiento abre las puertas a nuevos interrogantes, como por ejemplo los efectos que pueda tener este nuevo recurso para la rapaz, y el papel de este como controlador de la avispa.

30.09.2019

 

Imagen del interior de un nido de abejero europeo, donde se ve un fragmento de avispero de avispa asiática. Crédito: J. Grajera.Un equipo de investigación del Instituto de Biología Evolutiva (IBE) en Barcelona, un centro mixto del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y de la Universitat Pompeu Fabra (UPF), ha descubierto que una rapaz diurna es capaz de depredar sobre los nidos activos de la avispa asiática (Vespa velutina) en los momentos de máxima actividad y productividad de sus colonias.


La avispa asiática, una de las especies más invasoras del mundo y en expansión en Europa occidental, representa una amenaza para la biodiversidad autóctona, para la apicultura y la salud humana. Ahora el descubrimiento del abejero europeo como posible depredador autóctono de la avispa abre muchos interrogantes, dado que la rapaz podría convertirse en un aliado para controlar la población de avispa asiática en aquellas zonas donde nidifica en Europa.

 

Técnicas genéticas para identificar la especie constructora del avispero

Como su nombre indica, el abejero europeo es una rapaz que se alimenta sobre todo de larvas de avispas. Entre el 2011 y el 2018, el equipo de investigación estudió los nidos de una población de abejeroque nidifica en los parques de la Diputació de Barcelona y recogió la dieta que suministraban los adultos a los polluelos. Sorprendentemente, en 2018 se detectaron fragmentos de avispero con unas celdas de dimensiones muy grandes en uno de los nidos muestreados. Por la medida de las celdas, solo podían corresponder a una avispa autóctona muy rara en esta área, el avispón (Vespa crabro), o bien a la avispa asiática (Vespa velutina).

Dado que las celdas de los nidos del avispón y de la avispa asiática son muy similares, para identificar la especie constructora se utilizaron técnicas de análisis genético. En concreto, se usó el código de barras genético (DNA barcoding en inglés), que es un fragmento muy variable del genoma mitocondrial que generalmente es diferente en cada especie. A pesar de que el ADN de las muestras se encontraba ya bastante degradado, se pudo determinar sin duda que se trataba de fragmentos de un nido de avispa asiática.

Ya existían indicios y bastantes sospechas de que el abejero europeo podía depredar los nidos de la avispa asiática, pero ahora, gracias a las técnicas genéticas, lo hemos podido demostrar”, explica Roger Vila, responsable del estudio e investigador principal del IBE.

 

Un depredador eficiente

Si tenemos en cuenta que la avispa asiática apenas ha colonizado el entorno de Barcelona, sorprende la rapidez con que el ave rapaz ha incorporado esta nueva fuente de alimento. Según los datos anuales de nidos de avispa asiática y de abejero europeo​ en el área de estudio, se ha estimado que, como máximo, la rapaz ha tardado un año al utilizar este nuevo recurso para alimentar a sus polluelos.

 “Es una rapaz muy adaptada a depredar sobre los nidos de avispas, con las plumas imbricadas como las escamas de un pez para evitar las picaduras, el pico con la forma perfecta para extraer con velocidad las larvas de los avisperos, y con una habilidad extrema para localizar tanto los nidos de avispas construidos bajo tierra como los de superficie”, explica F. X. Macià, experto en rapaces y primer autor del artículo.

 

La avispa asiática, ¿una oportunidad para el abejero europeo​?

Las especies de avispa que viven en grandes colonias de larga duración (5-6 meses) son las preferidas por la rapaz. La avispa asiática encaja en este patrón y el periodo en que sus colonias contienen más larvas coincide con el de máximos requerimientos de alimento por parte del abejero europeo. Además, la avispa asiática hace un nido muy grande, de hasta casi un metro, y acostumbra a construirlo en las partes altas de los árboles. En cambio, si los avisperos son enterrados, como las otras especies de avispas, el abejero se encuentra en una situación vulnerable a los ataques de depredadores terrestres, e, incluso, otras rapaces mientras los manipula para extraer fragmentos. En consecuencia, los avisperos de la avispa asiática suponen una fuente ingente de alimento de fácil alcance para el abejero europeo.

 

Un posible aliado y la importancia de una buena gestión

La avispa asiática empezó a colonizar Cataluña en 2012 y representa una amenaza para la biodiversidad autóctona, por la apicultura y la salud humana. El abejero europeo podría acontecer un aliado para controlar la población de avispa asiática en aquellas zonas donde nidifica y en Europa es la única especie autóctona conocida capaz de depredar sobre sus colonias en los momentos de máxima producción de individuos.

Las rapaces son especialmente sensibles a los contaminantes y, concretamente en el abejero europeo, un estudio previo demostró la presencia de neonicotinoides en sangre, un conjunto de insecticidas que afecta negativamente a las aves. Por lo tanto, es esencial que los avisperos tratados con pesticidas sean eliminados del medio natural.

“Para conservar las poblaciones de esta rapaz tan tímida sería conveniente evitar impactos en los lugares de reproducción, por ejemplo no llevando a cabo las actuaciones silvícolas entre abril y el agosto cerca de nidos”, comenta F. X. Macià.

 

Financiación: Una parte del muestreo ha sido financiado por la Diputació de Barcelona y los parques de la Cordillera de Marina, de la Cordillera Litoral, y del Montnegre y el Corredor.

Artículo de referencia: Macià, F. X., Menchetti, M., Corbella, C., Grajera, J. & Vila, R. (2019) Exploitation of the invasive Asian Hornet Vespa velutina by the European Honey Buzzard Pernis apivorus. Bird Study (accepted) https://doi.org/10.1080/00063657.2019.1660304

Multimèdia

Multimedia

Multimedia

Categorías: